Miércoles 13 de Diciembre de 2017
 
 
 
¿Cómo ganar los casos perdidos...? /
¿Cómo ganar los casos perdidos...?

 O cómo no perder los casos que tenemos ganados.

Publicaremos en esta Sección nuestro MANUAL DE INSTRUCCIONES.



El Paradigma del AGUA FRÍA y las dos reglas del demandado: el proceso de inhibición y el lenguaje creativo
¿Por qué para vender un coche bastan 20 segundos y un eslogan, mientras que necesitamos miles de palabras y muchas horas para exponer un hecho legal?

Documento:    Descargar ( 606 kb.)


La toma de decisiones
Los abogados tomamos decisiones. Y necesitamos acertar. El problema es cómo...
Documento:    Descargar ( 328 kb.)


Los casos perdidos no existen

"Hace muchos años, cuando una persona que debía dinero podía acabar en la cárcel, un comerciante de Londres tuvo la desgracia de deber una suma elevada a un prestamista. A éste, que era viejo y feo, le gustaba la preciosa hija adolescente del mercader. Y le hizo una oferta. Dijo que cancelaría la deuda del mercader si a cambio se quedaba con la joven.

Tanto el mercader como la hija se horrorizaron con la propuesta, de manera que el astuto prestamista sugirió que fuera la providencia quien dirimiese el asunto. Les dijo que metería una piedrecita negra y otra blanca en un monedero vacío y que entonces la joven debía extraer una. Si escogía la negra, sería su esposa y se cancelaría la deuda del padre. Si escogía la blanca, podría quedarse con el padre y la deuda también se cancelaría. Pero si se negaba a sacar una piedrecita, sería el padre quien iría a la cárcel y ella quien pasaría hambre.

El comerciante aceptó a regañadientes. Estaban en un sendero, sembrado de piedrecitas, del jardín del mercader mientras hablaban y el prestamista se detuvo para recoger los dos guijarros. Cuando los cogía, la chica, con ojos de lince a causa del miedo, se fijó en que el hombre tomaba los dos negros y los metía en el monedero. Acto seguido, el prestamista pidió a la chica que escogiese la piedrecita que decidiría su destino y el de su padre".

Con ese pequeño relato comienza el profesor Edward de Bono su muy recomendable libro sobre el denominado "pensamiento lateral".


Documento:    Descargar ( 287 kb.)


¿Por qué los malos abogados y abogadas aciertan cuando pronostican el resultado del pleito?
El electricista de mi barrio sabe pronosticar el resultado de su trabajo, pero los clientes no les suelen preguntar. Los abogados, en cambio,  no sabemos cómo pronosticar el resultado de un pleito, y sin embargo, siempre nos lo preguntan, y nosotros acostumbramos a contestar.
Documento:    Descargar ( 200 kb.)

Nota legal  |   Contacto  | iurisdoc diseño web